Valorización Energética de Residuos

Definición7

Los materiales presentes en los residuos pueden tener un contenido energético significativo en forma química, extraíble por combustión, ya sea directamente o después de un pretratamiento.

De acuerdo con la Directiva 2008/98/CE, de residuos,  “valorización” es cualquier operación cuyo resultado principal sea que el residuo sirva a una finalidad útil al sustituir a otros materiales que de otro modo se habrían utilizado para cumplir una función particular, o que el residuo sea preparado para cumplir esa función, en una instalación o en la economía en general.

Cuando la finalidad útil es la energía contenida en los residuos se habla de “valorización energética” en la que la utilización principal de los residuos será como combustible u otro modo de producir energía. En este caso, lo que se aprovecha no son los materiales que componen los residuos sino la energía contenida en ellos.

La jerarquía de las opciones de gestión de residuos establecida por la Directiva de Residuos sitúa a  la valorización energética viene a continuación de la prevención, la reutilización y el reciclado, solo se debe valorizar energéticamente aquellos residuos que no se hayan podido evitar y que no sean ni reutilizables ni reciclables. En este ámbito, la valorización energética de los residuos debe tener un papel significativo en la gestión sostenible de los residuos.

Los residuos no reciclables pueden suponer un recurso energético abundante, de carácter renovable en un alto porcentaje (la fracción biomasa),  y autóctono, lo que contribuye a diversificar las fuentes de energía, sustituir combustibles fósiles, cumplir con objetivos en materia de energías renovables y reducir la dependencia energética exterior. La energía de los residuos es de generación distribuida y fomenta la creación de empleo.

Hay que tener en cuenta  que la energía de proceso suele ser mucho mayor que la energía material de los residuos. En general, el reciclado es la mejor forma de recuperar, además del  material, la energía de una parte muy importante de los residuos y debe ser prioritario, siempre que sea viable, frente a las opciones de valorización energética, en bastantes casos el beneficio ambiental del reciclado radica en los ahorros de energía primaria.

La valorización de residuos supone también la solución al problema de vertido existente en España, donde se destina más del 60% de los residuos municipales generados. Evitar el depósito en vertedero se puede lograr con una combinación eficiente de reciclaje y valorización energética de residuos.

Si España pudiese duplicar el volumen de reciclaje anual, aún quedaría un 40% de los residuos sin reciclar. Sin embargo, los países de la unión europea que más reciclan, son siempre los que mayor volumen de residuo no reciclable tratan por valorización energética y menor volumen de residuo desechan a vertedero.

Municipal Waste Treated 2016 EUROSTAT

Microsoft Word - Graficas 2016.docx